Agosto 17, 2017, 09:19:50 pm

Autor Tema: Diario de Steve - La vida de un minecrafter  (Leído 947 veces)

ichitaicho

Diario de Steve - La vida de un minecrafter
« en: Febrero 02, 2012, 01:05:33 pm »
Antes de comenzar, quiero decir que esta historia la tenia publicada en un foro anterior a este (ace attorney spain). Me fui del foro, y hasta el dia de hoy, no he vuelto ni creo que vuelva. El caso es que escribi una historia sobre minecraft. Y creo que estaba bastante bien por lo que me he tomado la molestia de, estando en clase y en casa y cuando tenga tiempo, escribirla de nuevo.

No soy un escritor, como gente de este foro, por lo que olvidaos de la ortografia, de expresiones lexicas y vocabulario rico, aunque verdaderamente me esfuerce en ello. Comprad infectus si quereis algo de calidad anda! XD

Dicho lo dicho, comienzo.



Esto comienza, quizás suene a tabú, como una de tantas historias de miedo que alguna vez hemos leido.
La historia de mi vida es compleja: Comence estudiando como una persona cualquiera, en un colegio cualquiera. Probablemente como tu, si estas leyendo esto.

Digamos que hasta el dia en que ocurrio el incidente, yo era una persona normal.
Hablo del incidente, como un evento que cambiaria mi vida y probablemente la del planeta.
Dejare a continuacion el diario de mi vida, que representara mas fielmente lo que vivi, y lo que sufri.

Dia 1 de mi estancia
Esta mañana amaneci vomitando agua y arena.
El sol me pegaba en la cara, pues estaba boca arriba. Medio mareado me incorpore. A mi alrededor yacian restos de lo que horas antes, quizas dias, era un avion a motor.
Efectivamente, mi oficio es piloto.
Soy muy aficionado a escribir historias, por lo que espero que esta quede como tal: Una hisotria, no una odisea...ni una tragedia.
Como decia, me incorpore y ande unos pocos metros. Me volvi a caer. Lo que es levantarse sin fuerzas es una muy mala sensacion, casi nefasta, pero por suerte, no era hambre, si no esa sensacion de debilidad de cuando has pasado una etapa anterior en la que has sufrido.
En mi caso, el impacto del avion contra el agua.

Debido a que el sol comenzaba a molestarme, me adentre un poco tierra adentro y e sente bajo la sombra de un arbol. suspire un poco y tras descansar un poco, volvi a encontrarme con feurzas suficientes como para ver donde estaba.
Me puse a andar durante... una hora, dos....no se, mi reloj estaba roto.
Y en franco castellano, fue en vano pues no encontre civilizacion ni nada decente.
Miento. Encontre una calabaza.
Parecia en buen estado, por lo que la arranque del suelo.
Sabeis esta sensacion inexplicable, en la que, por circunstancias visiblemente anomalas, no puedes describir una reaccion natural? Pues eso me paso a mi.
Imaginaos por un momento, una calabaza que debe medir unos 30cm de diametro. Imaginaos que al arrancarla, el tamaño disminuye inexplicablemente, a una tercera parte de su tamaño, esto es, 10cm.
Imaginaos tambien el semblante de mi rostro cuando el fenomeno se produjo: Brujeria? Camara oculta? seguro que alguien me estaba gastando una broma. Bueno, la verdad es que si no he visto ni una casa alrededor, dudo que alguien se interesase en putearme. El caso es que tire la calabaza con autentico pavor, metiendo un pequeño grito, ahogado por una brisa que entonces se levanto.
Me quede mirandola un rato. La calabaza yacia en el suelo, 10cm cubicos. Decidi volver a cogerla, pues mas que miedo mi reaccion consecuente fue curiosidad.
En fin de todo esto es que, mientras escribo esto, y veo como se pone el sol, tengo esa calabaza, de 10 centimetros, yaciendo al lado mio. La voy toqueteando cada rato, intentando descubrir el patron logico po el que ha pasado eso. No molesta, no pesa.
Lo dicho: Es brujeria.

Despues de este magno evento, y sin quitarme de la cabeza lo que acababa de pasar anteriormene, mi segunda preocupacion, y dado que el sol comenzaba a ponerse, era encontrar un refugio.
Una pequeña colina se emplazaba a escasos 50 metros de la playa, asi que decidi volver, con lo que al llegar seria mas o menos de noche. En el trayecto, en esa colina habia visto un pequeño agujero.
Bingo!me met en el, y, actualmente, escribo estas lineas esperando, dentro de el, a que el sol se ponga.

Si no han enviado una patrulla ni ningun equipo de rescate, intuyo que no tardaran mucho mas.
Lo importante ahora, es dormir.